El Botellón.

El botellón es como el instituto, pero con cubatas. Y sin ese profesor que te estaría dando collejas de dos en dos hasta que fuesen impares.
En los botellones se reúnen los amigos y las amigas para debatir los asuntos que más les preocupan; como polemizar sobre que método de copiar en los exámenes es el mejor, cuestionar la legalización de la marihuana, acalorarse con el tema de las diferentes maneras de masturbación colectiva, o teorizar acerca de las inclinaciones sexuales de tal o cual profesor, pero siempre entre risas y copas, de “buen rollito”. Casi como en el parlamento. No sería de extrañar que alguno de los que hoy hacen botellón en la clandestinidad de sus parques, sea mañana el concejal de obras públicas y jardines de su pueblo.
En los botellones también hay filosofía, como en la universidad, donde se aprende la sabiduría popular de otros más expertos que ya tienen experiencia en esto de los botellones.
Por ejemplo, cada grupo tiene su filosofía a la hora de organizarse:
Unos piensan que es mejor que cada cual lleve “lo que sea” y después allí lo juntan todo. (A veces coincide que todos llevan lo mismo).
Los hay que pagan democráticamente, a partes iguales, y el colega desocupado es el que se encarga de comprarlo todo el día antes. (Estos están mejor organizados que los primeros).
Están los que paran cinco minutos antes en la gasolinera para abastecerse. (Filosofía de última hora).
Y como no, los que a la puerta del Día-% S.A. se vacían los bolsillos con la esperanza de pillar unas latas de lo que sea. (Esta es la más humilde).
Hay tantas filosofías como filósofos.
Aún no entiendo como es posible que haya algunos que deseen terminar con esta rama de la cultura donde se asientan los pilares del futuro. Esto es frenar el avance hacia el progreso.
No pongamos trabas al desarrollo de la cultura, aunque sea de barrio.
Todos sabemos que la cultura del botellón es, en parte, fomentada por el Gobierno, ya que pone elevados impuestos a los dueños de los bares y a las bebidas, haciendo que la desnutrida y poco saneada economía de los jóvenes se decante por este medio de esparcimiento, más adaptado a sus pelados bolsillos. ¿O no?.
Aun así, fomentan el empleo, dando trabajo a las destilerías, a los fabricantes de vidrio, a las imprentas que hacen las etiquetas de las botellas, a los del hielo, a los fabricantes de vasos de plástico, a los que fabrican las chapas y las latas de refrescos, a los que venden patatas fritas, palomitas y ganchitos, a los jardineros y barrenderos de la ciudad, a los policías municipales, a los hospitales y algunos también dan trabajo a los laboratorios de la vitamina B-12.
No hay que ocultar que contribuyen al desarrollo psicológico personal de los progenitores, haciendo que estos se pregunten sobre ellos mismos, (el famoso “nosce te ipsum” del oráculo de Delfos), sobre lo que han hecho mal para merecer esto y aquello y sobre el “que será de nosotros”. Temas todos importantísimos en el avance del pensamiento individual y colectivo.
Por añadidura fomentan la curiosidad, herramienta clave para el avance de una sociedad moderna y polivalente como es la nuestra, consiguiendo que los detractores busquen soluciones a lo que se considera un problema de todos.
En fin, que uno ve problemas donde quiere. Yo, como casi siempre, sigo mirando el lado humano y positivo de las circunstancias pasajeras que nos ocurren a ciudadanos como usted y como yo.
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Botellón.

  1. BlackLove dijo:

    Me encanto, esta realmente genial,solo puedo cooperar con la filosofia de gorra: en una gorra se junta todo el dinero que se pueda y se corre al super mas cercano. Mis padres,ya prefieren no mortificarse, solo me corren de la casa, es mas simple….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s