Imaginalo…

Imagina
que soy un roble,
grande,
fuertemente enraizado a la tierra.
Imagina
que estamos en Otoño,
que cada una de mis hojas es un pensamiento,
o un sueño ,
o una poesía,
o un despiste que se coló.
Imagina
que el viento desprende las hojas,
y las esparce a su antojo,
llenándolo todo.

Eso también es Ecce Homo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rimas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s