El efecto mariposa.

Mariposa que te posas cautelosa ante mis ojos, ¿qué buscas tan cerca de aquél que de una palmada puede aplastarte?.
Un suspiro bastaría para que te cazase, para que mi instinto asesino primitivo despertase del narcótico ideal que lo anestesia y me abalanzase sobre tí en un arrebato de superioridad estratega, calculado y medido hasta sus últimas consecuencias…
Pero hoy la suerte está de tu lado alada amiga. Éste hasta donde la causalidad te ha traído usa de la reflexión y del pensamiento, lee gruesos y aburridos tomos de filósofos ya muertos, y contemporaneos nuestros, y ha aprehendido esos conceptos que, por ahora, aseguran tu breve existencia en la tierra.
No tanta suerte tienen y han tenido tus lejanos parientes, las moscas. Esas han caído y caerán, además de por molestas y osadas, también por puñeteras y cojoneras, (no hay que escatimar en adjetivos a la hora de calificar cuando es tan generoso nuestro diccionario).
Y es que la filosofía toda, mariposa, no basta para escapar de ciertas molestias, y, en ocasiones, es menester recurrir a la violencia de las armas.
Las armas que se suelen utilizar para éstos menesteres, -en nuestro caso la caza de la mosca cojonera-, pueden ser de cualquier tipo, arrojadizas, de mano, gaseosas o líquidas. Normalmente con un simple paño nos podemos apañar.
El paño pertenece a esa especie de armas multiusos, ya que se puede arrojar, lanzar como red, sacudir con él, se puede mojar para dotarlo de peso y hacerlo más mortifero, si cabe, y además se puede utilizar conjuntamente con las armas gaseosas a modo de mascarilla, en fin, que ésta maravillosa arma da mucho de sí.
Pero para tí, linda mariposita, toda ésta parrafada sólo es un soliloquio que en un loco humano acontece. A tí lo que te va es libar y volar de flor en flor, batir tus alas y crear tormentas en China y deserción en Australia, tal es tu efecto.
Mira tú hasta donde nos ha llevado la conversación. Si continúo pensando por ésta vía llegaré irremediablemente a la conclusión, pequeño insecto alado, de que si te fulmino de un manotazo evitaré grandes catástrofes en el mundo, salvaré la vida a miles de seres humanos y acabaré de golpe con las posteriores epidemias y hambrunas.
Estoy entre la espada y la pared. ¿Te arreo un manotazo o no?.
Aunque la pregunta acertada sería: ¿Quiero convertirme en un héroe y todo lo que eso conlleva, a saber: entrevistas en televisión, en radio y prensa, invitaciones y seminarios por todo el globo, Honoris Causa, Nobel de la Paz, etc, etc. En resumen, todo ese ajetreo?.
Yo soy un tipo normalito, al que le gusta la tranquilidad para estar sólo consigo mismo, que no gusta de espectáculos masificados, ni de mucho alboroto alrededor, al que le gusta escribir y dibujar de vez en cuando, y la libertad y el anonimato.
Por eso, linda mariposita, lo mejor que se me ocurre es hacer como si no te hubiera visto hoy posada ante mis ojos, para no tener que aplastarte. Seguramente otro con menos escrúpulos que yo tenga el valor de hacerlo y las ganas necesarias para convertirse en héroe si te posas a su lado.
¡Anda tira!, que no te vea más por aquí, que me pones en unos compromisos…

Esta entrada fue publicada en Alas, Enfados, Interiores. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El efecto mariposa.

  1. 3vairado dijo:

    Humor- agudeza de espírito que nos faz rir e pensar.Muchas gracias

  2. Rafa MJ dijo:

    ¿Y qué pensaría la mariposa mientras ella te miraba a tí?:”Hola pibe, ¿qué tal? Mira, te comento. No tenemos tiempo que perder. Estoy a puntito de provocar un catástrofe global en la esquinita entre el meridiano 123º y el paralelo 5º (tirando para el Pulau Wangiwangi, para que te situes) y no puedo mover ni una antena porque si no… la cagamos. Y los pobres pescadores llevan una estación húmeda este año que no es ni medio normal ya. Así que tampoco te pido que me mates, pero unas ostias… No sé, lo que sea con tal de dejar de aletear un rato. ¿Qué te pasa? Pareces reservado. Vaya, ¿me he ido a topar con un tipo humilde? ¿Un albañil de lo común? ¿Gente que construye la normalidad deseando no llamar la atención? Está bien, no le diré a nadie que has sido tú el que… ¿Pero qué haces? ¡¡No mires para otro lado!! ¡¡Hey, que estoy aquí!! ¿Me vas a obligar a atraer de nuevo tu atención? Pues no me queda más remedio que aletear para que tus ojos se vean de nuevo instintivamente atraidos al colorido en movimiento. Ea, ahí voy: ‘flop’ ‘flop’ ‘flop’. Venga, eso les va a costar una tormenta tropical en Papúa Nueva Guinea, pero no creo que sea nada grave… ¿Me arreas ya o qué? ¡Oye! Yo creo que no estás despistado sino que te lo haces, que no me miras a propósito. Tío, que aunque sea mariposa soy macho, y mucho. Tú por eso tranquilo, me puedes mirar que no estoy intentando ligar contigo. Juer, no hay manera, ¿verdad? No me vas a atizar y estás empezando a sentirte incómodo, no sabes ya para dónde mirar. Se te nota. Me lo dices todo sin decirme nada. Oye, que lo de que no estoy ligando va en serio, ¿eh? Tengo mujer, e hijos. Si quieres te enseño alguna foto que tengo aquí en la cartera… Verás cómo te gustan, están hechos unos polillas !Qué chavales! Jeje… En fin, voy a buscar a otro. El grandote aquel del bocata de atún que se rasca los huevos parece más… indicado (he estado a punto de decir cazurro, pero voy a mantaner las formas, que no dejo de ser mariposa y destacamos por nuestra delicadeza).En fin, aunque no me hayas podido hacer el favor eso se agradece también. El mundo sería un lugar mejor si estuviese poblado con más gente como tú. Me has caído bien. Igual algún día me paso por aquí de nuevo y nos echamos unas cervezotas, ¿de acuerdo? Pero sujetadle al cazurro, perdón, al indicado, que no parece que se vaya a alegrar de verme ¡Que tengas un buen día!Ah, y dales duro a las moscas, que son unas cabronas. Todo el día oliendo a caca y sin lavarse. No sé cómo pueden preferir la mierda al néctar.”

  3. ecce homo dijo:

    3vairado: Gracias. Si éste humilde escrito ha servido para que se puedan reir un poco, creo que ya ha valido la pena el esfuerzo de parirlo. Rafa: Te has currao el comentario a conciencia, me has sorprendido. Gracias por tu tiempo.

  4. Rafa MJ dijo:

    Algun@s amig@s siempre me dicen que se me da muy bien “pensar con la cabeza de otro” porque a menudo intento ver las cosas desde el punto de vista de los demás. De nada. El tiempo compratido es el doble de valioso.

  5. Anonymous dijo:

    Yo (anónima desconocida) buscaba la palabra mariposa en google, lo que me llevó a la imagen del post, lo que me llevó a lo que has escrito. Casualidad. Es muy curioso el texto. Gracias por los minutos de deleite mientras lo leía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s