La ilusión y la iluminación.

La ilusión consiste en ignorar nuestra mente esencial. La iluminación, por el contrario, supone comprender nuestra verdadera naturaleza. Cuando estés iluminado jamás volveras a ilusionarte.
Cuando comprendas el funcionamiento de la mente y los objetos, se desvanecerán todos los conceptos erróneos. Entonces te darás cuenta de que los fenómenos carecen de origen. Siempre has estado en la Vía y también lo estás ahora. Por consiguiente, no debes preocuparte por ella ni sentarte a meditar.

Maestro Mazu.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Citas, Zen. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s