Pinceladas de color con fondo negro.

Actos valerosos, denostados por la insolvencia mental, por la incertidumbre y el miedo, acorralados en un oscuro rincón, confabulan en secreto, esperando el oportuno momento de dar la voz que aune a las tropas que lanzarán el ataque definitivo contra la opresión que castra los altos vuelos de los buscadores, de los soñadores, de los precursores, de los creadores de nuevas rutas por cielos claros y espacios diáfanos.

Insalvables desfiladeros, durante el trayecto, (derroteros muertos), disolverán la vanagloria, que orgullosa se jactará mientras se acerca a su ocaso; la mente acorazada defendiéndose de sí misma, de la verdad que la rodea y de las convulsiones heredadas de un pasado remoto, lleno de rondadores que pululan encendidos, “luciernagueando”(*) en el interior.
*(molestando cual luciérnagas revoloteando alrededor de la cara)

Sin pensar el cielo es mi hogar y las nubes mi suelo. Pensando me sumerjo en un pozo negro que no tiene fin, engullidor sin remedio de sueños áureos que luchan por sobrevivir en un espacio incierto, laberíntico y estrafalario, surrealista y desvirtuado que no tiene meta, ni fin, ni salida.

Sudan sangre y siguen, aún, de más sangre sedientos aquellos vampiros que viven de explotar a los esclavos, desangrándolos a diario a la vista de todos.

La brisa me susurra que se acerca el huracán más rugiente, el más fiero y destructor de cuantos halla habido jamás. El Sol tratará de engañarme brillando con más fuerza que inteligencia, golpeando sin dar explicaciones. Hay quien cree al Sol… hay quien sólo lo tolera hasta que llega la tormenta.

Presente no se cansa jamás, no desfallece nunca, no tiene penas pasadas, no se preocupa, no te atosiga con gilipoyeces, no guarda secretos, no esconde nada en la manga, no tiene ropas, no aplica dogmas, no tiene fé ni puñetera falta que le hace, no cree en monsergas; si llueve se moja y si el Sol sale se calienta, pero nada le merma, nada le hace crecer porque él es infinito y eterno en su momento.
Con soldados así se conquista el universo entero.

Esta entrada fue publicada en Interiores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s