Lo ajeno enajena.

“Appo dipo bhava”, sé tu propia luz. Esto es lo que venían a decir, de una u otra forma, Buda, Cristo, Lao-Tze, Sócrates, Nietzche, Gandhi, Eumelvi…
Ellos fueron su propia luz. Nunca dijeron que buscásemos la luz en ningún sitio que no fuese dentro de nosotros. La propia luz se encuentra dentro; jamás ha estado en las iglesias, en los templos, en las sinagogas, porque eso no es propio, si no ajeno. Y lo ajeno enajena.
Sé tu propia religión, búscala dentro y síguela.
Sé espiritual no religioso. Lo religioso viene del exterior, no es tuyo, no lo necesitas. Todo lo que te hace falta está dentro de tí.
Pero, claro, también todo lo que te sobra está dentro de tí. Y te sobra todo si aspiras a descubrir tu propia luz. Lo que necesitas es vaciarte. Lo que te hace falta es el espacio, el contenedor, el recipiente vacío, el continente, no el contenido. Cuanto más hayas vivido más tendrás que vaciar.
Entonces, cuando todo esté vacío, habrá espacio para ver la luz, esa luz que siempre ha estado ahí, dentro de uno.
La luz no puede atravesar la habitación porque está demasiado llena de muebles, de estanterías, de libros, la televisión, los cuadros, las mesas y las sillas, los discos, las revistas, las consolas, la mochila del colegio, el maletín del trabajo, todo estorba para que podamos ver la luz, todo son contraluces, siluetas en sombra. Para que la luz nos llegue es necesario que tenga el camino despejado. La luz, al igual que la verdad, solo puede viajar en linea recta.
Y no hay rodeos. Y no hay atajos.
Esta entrada fue publicada en Alas, Interiores. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lo ajeno enajena.

  1. también hay que sacar a la suegra del medio, también estorba.Hablando en serio, me gustó el texto.saludos

  2. maloles dijo:

    No porque alguien comsuma drogas deja de ser humano, o eso opino yo.Creo que simplemente ha tomado las decisiones incorrectas en su vida.Yo creo que sí ha sentido amor.Y, respecto al otro tema igual. Tenemos sentimientos aunque queramos luchar contra ellos. Lo único que podemos hacer es tratar de racionalizarlos. Como diría Platón, el aúriga de la razón es quin tiene que guiar el caballo desbocado que son los sentimientos.En fin, no sé que quieres decir con “echar flores en una pocilga”.Tus comentarios siempre son bien recibidos, y yo respeto todas las opiniones, aunque no las comparta.Muas!

  3. eumelvi dijo:

    Esto es lo que he dicho:No creo que el yonky haya sentido jamás verdadero amor. Para sentirlo primero hay que amarse a uno mismo, y el yonky no parece que lo haya hecho nunca, si no no sería un yonky…Y cuando los sentimientos se van el cielo se abre. Muere tu antiguo yo, y nace el verdadero ser consciente…¿Dónde estoy echando las flores?Nadie ha hablado de dejar de ser humanos; ójala el yonky hubiese superado su triste humanidad y se hubiese encaramado a las nubes de la sabiduría para convertirse en un Super hombre, en algo mejor que los humanos de ahora.El que tenga orejas que oiga.

  4. eumelvi dijo:

    Ah, por cierto, Platón no fue el único que habló de los sentimientos. Ha habido otros, más sabios que él, que trascendieron, ya hace tiempo, las limitaciones de sus pensamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s