En el tiempo del no tiempo.

Viendo como se están desarrollando los acontecimientos, es necesario tener la consciencia despierta, volcada hacia nosotros mismos, alerta a la intuición del corazón -que nunca engaña- más que al raciocinio dogmático-mediático que nos retiene con engaños.
Cada día que amanece el número de “tontos conspiranóicos” crece en progresión geométrica abarcando toda la Tierra -aunque los medios lo sigan negando-, abrazándola toda con amor consciente. Oleadas de buenas ondas están recorriendo el planeta constantemente, la masa crítica está al caer.

Alguien o muchos, alguna o algunas entidades, o corporaciones, también lo sabe, o lo saben y deducen inteligentemente que no hay tiempo para seguir con los negocios, o el negocio.
Las ratas que siempre han viajado subidas en éste enorme barco corporativo, con sus instintos de ratas, han olido la tormenta y están abandonando el barco en oleadas masivas. Una parte de la pirámide escapa por aquí, otra parte por allá, y la estructura se vendrá a pique, junto con el barco, cuando menos se lo esperen, la inminencia abruma.

Esta generación viva, sobre el manto que gratuitamente nos ofrece la madre Tierra, será testigo de cosas insospechables, de prodigios nunca vistos -solo presentidos-, y antes de que podamos perder la calma y la cabeza, debemos estar preparados y atentos a todo lo que va ocurriendo, para no perder detalle y poder seguir coherentemente la trama. Lo más importante, ya se ha dicho innumerables veces, es la consciencia. Hay que tenerla activada, ya que otra cosa no menos importante no se podría generar como es debido, esto es, el amor. El amor debe de salir de cada uno hacia el Universo, impregnándolo todo a su paso. Esa es el arma más poderosa que existe en toda la Creación, el amor puede mover montañas, ¿cómo no va a poder cambiarnos a nosotros si cada uno le permitimos hacerlo?.
Y lo único que nos puede salvar del ego-ísmo que nos tiene controlados, es tirarnos de cabeza a nuestro oscuro pozo, único manantial de donde se recoje la luz, y el amor que calma esa sed que todos tenemos y queremos, de una vez por todas, saciar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alas, Interiores, NOM/NWO, Politiqueo, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s