El único templo.

nuestro cuerpo deberia ser un templo, mas sagrado que cualquier construccion religiosa, pero no lo es. lo tratamos como un tugurio, como un cubo de basura, como almacen de alcoholes, lo llenamos de humos y lo hacemos enfermar de tos, lo alimentamos caprichosamente sin pararnos a pensar en las consecuencias, le damos demasiados cuidados y mimos e incluso modificamos sus partes  con cirugia influidos por una gran mentira llamada moda.
el que ama la naturaleza encuentra imposible que se pueda decir que un arbol no tenga algo bello, o que una planta determinada no sea perfecta tal y como la naturaleza la diseño.
no respetamos nuestros cuerpos, (una de las cosas mas perfectas y bellas de la creacion), no los tratamos humanamente, porque para tratar algo humanamente hay que amarlo, y aquello que se ama se ama sin condiciones, se acepta tal y como es y no se intenta modificar, porque el amor no modifica. el amor creo a la naturaleza, y la naturaleza es sabia, mas que nosotros, y si fuesemos inteligentes, seriamos humildes y  aprenderiamos de ella sin tratar de cambiarla como lo hacemos ahora.
pero nosotros no amamos nuestros cuerpos, no porque no sean perfectos tal y como son, sino porque no se sabe amar. si se supiese amar nos gustarian nuestros propios cuerpos, si se supiese amar amariamos los demas cuerpos, porque sabiendo amar veriamos que los seres que habitan esos cuerpos no son diferentes del que anima el nuestro.
somos seres habitando un cuerpo prestado, ignorando y olvidando que no nos pertenece, que nos lo han dejado para que podamos experimentar este tipo de vida (un honor para cualquier espiritu elevado), y que debemos de tratarlo como se merece, porque es un cuerpo humano el que han puesto bajo nuestra tutela, un cuerpo que sufre, que siente dolor y verguenza, frio y hambre, soledad y desamparo. nosotros tenemos que guiarle, enseñarle el camino, educarle y darle alas para que un dia pueda elevarse y hacerse humano.

 las consciencias estan despertandose, la mia no es una excepcion. a veces es un engorro porque tienes que reconocer tus muchos errores ante ella, te los expone a la cara, como ahora, dictandomelo al oido, porque yo maltrato a mi cuerpo fumando, por ejemplo, y no te queda mas remedio que escucharla y agachar el rabo; bueno, el que se lleva el palo es el orgulloso yo, el ego, que todo hay que aclararlo.

las lecciones de la consciencia ya no quieren pasar desapercibidas, por eso se hace oir, quiere que sepamos la verdad para que seamos capaces de decidir, de utilizar nuestro libre albedrio para salvarnos o seguir condenados en caso de no escucharla. esto es solo un pequeño ejemplo.
para escuchar a la consciencia solo hay que prestarle atencion a ella y negarsela a todo lo demas, hay que apagar el piloto automatico y coger las riendas de la atencion para dirigirla, hay que dejar de prestar atencion al barullo interior, a las voces internas que nunca paran, a las imagenes que jamas cesan, y no distraerse bajo ningun concepto, los conceptos sobran, solo hay que estar consciente, a los mandos, atentos e impasibles a las distracciones del pensamiento. es tan sencillo distraerse, el simple vuelo de una mosca…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alas, Interiores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s