Preparados para la lucha.

esta cita viene que ni pintada ahora, en estos tiempos tan agitados y reveladores, en este tiempo del no tiempo que ya se acerca a su fin, tras lo cual algunos evolucionaran hacia formas superiores y otros sucumbiran en la gran batalla que ya ha comenzado, la batalla por la liberacion, por la unidad, por la paz, por la conciencia; una batalla que solo puede librarse desde el conocimiento de la verdad, verdad que solo el amor mas puro puede ofrecer. despierta.

  —¡Oh, si fuera posible saber! —exclamó Knecht—. ¡Si hubiera una doctrina o algo en que poder creer! Todo se contradice, todo pasa corriendo, en ningún lugar hay certidumbre. Todo puede interpretarse de una manera y también de la manera contraria. Se puede explicar toda la historia del mundo como evolución y progreso, y también considerarla nada más que como ruina e insensatez. ¿No hay una verdad? ¿No hay una doctrina legítima y valedera?
  El maestro nunca había oído hablar con tanta vehemencia. Adelantóse un trecho más, luego dijo:
  —¡La verdad existe, querido! Mas no existe la “doctrina” que anhelas, la doctrina absoluta, perfecta, la única que da la sabiduría. Tampoco debes anhelar una doctrina perfecta, amigo mío, sino la perfección de ti mismo. La divinidad está en ti, no en las ideas o en los libros. La verdad se vive, no se enseña. Prepárate a la lucha, Josef Knecht, a grandes luchas; veo claramente que éstas han comenzado ya.
Esta entrada fue publicada en Citas, Hesse. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s