La opinión es como el ojo del culo, todo el mundo tiene uno.

Basta con preguntar a cualquier hombre moderno, ¿qué opinas sobre esto o aquello? Independientemente de cuál sea su opinión, las fuentes de su información vendrán de la plataforma audiovisual. Todo lo que el hombre moderno piensa, quiere, necesita, opina, rechaza, sigue, admira, detesta, sufre, goza, anhela, desea y compra, se impone como contenido subconsciente colectivo a través de los medios audiovisuales de la televisión, el cine, el internet… Fuera de esa estructura, no hay nada más allá de la limitada percepción concreta de su día a día en la sociedad moderna: el desayuno, el trabajo, el transporte, sus vecinos…La plataforma mediática se convierte así para el “nuevo hombre”, no sólo en “una ventana al mundo”, sino en la “única ventana al mundo”.

Marxismo, colectivismo, maltusianismo, evolucionismo, darwinismo social, socialismo, maquinismo, neoconservadurismo, comunismo, nazismo, estalinismo, ambientalismo, maoísmo, ecologismo, internacionalismo, transhumanismo, futurismo… toda ideología moderna, después de aplastar al ser humano, se justifica diciendo: “Lo hemos hecho por tu bien; y por el bien de todos.” (Aquí “bien” en realidad quiere decir “mal”; aquí “todos” quiere decir una abstracción de rebaño irreal que los modernos llaman “sociedad”) 

http://eumelvi.blogspot.com/2011/01/la-danza-final-de-kali-e-book.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manipulacion. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s