La rebelión de las masas.

No suelo recomendar libros a menudo, ademas de porque casi nadie los lee, tambien porque cada vez que alguien me pide que le recomiende uno siempre termino recomendando diez o veinte mas de los que me pidieron. Pero hoy quiero hacer una excepción, ya que la intuición me lo está pidiendo, acuciada por la causalidad, por una serie de acontecimientos que culminan en este post, y os voy a recomendar solamente uno. Quién sabe, tal vez alguno de vosotros que ahora leeis esto lo hayais pedido sin saberlo y la ley de causa y efecto este obrando su conjuro magico. Ya digo, quién sabe…, tal vez solo sea una añoranza, o un anhelo furtivo que llevase tiempo rondando las mientes protegiendose de ser descubierto en ese lado oscuro, que dicen, todos tenemos. No lo se, sinceramente. Pero lo que si sé es que este libro fue importante en mi vida, ¿cómo de importante?, pues imagina que vas en un coche, por una larga carretera recta y de repente “algo” choca en un lateral del vehiculo empujándote hacia arriba, desde donde puedes ver mejor la carretera en su totalidad. El libro es ese “algo”. Hay muchos libros que hacen eso, por ejemplo, los de Osho. Y aqui termino, aunque me cuesta mucho callar tantos libros hermosos que me vienen a la mente, casi en tropel, porque quieren salir en este post. Ya habrá tiempo, o no, de irlos soltando. Esta vez toca este.
A continuación os dejo la entrada de la Wiki, y al final el enlace para su descarga. Que aproveche.

La rebelión de las masas
(publicado por primera vez en 1931 en Revista de Occidente) es uno de los libros más valiosos y conocidos de José Ortega y Gasset. En el libro se analizan diversos fenómenos sociales como la llegada de las masas al pleno poderío social, el “lleno”, las aglomeraciones de gente y a partir de estos hechos, analiza y describe la idea de lo que llama hombre-masa.

El hombre-masa es producto de una época que se caracteriza por la estabilidad política, la seguridad económica, la comodidad y el orden público. El mundo que rodea al hombre no le mueve a limitarse en ningún sentido sino que alimenta sus apetitos, que en principio pueden crecer de forma indefinida.

Características.

Estructura psicológica.

Según Ortega y Gasset, los elementos principales de la estructura psicológica del hombre-masa serían los siguientes: Una impresión nativa y radical de que la vida es fácil, sin limitaciones trágicas. Por tanto cada individuo medio encuentra en sí una sensación de dominio y triunfo que, le invita a afirmarse a sí mismo tal cual es, a dar por bueno y completo su haber moral e intelectual, lo que le lleva a cerrarse, a no escuchar y por tanto intervendrá en todo imponiendo su vulgar opinión sin contemplaciones, según un régimen de “acción directa”. La característica principal del hombre-masa consiste en que sintiéndose vulgar, proclama el derecho a la vulgaridad y se niega a reconocer instancias superiores a él.
Delante de una sola persona podemos saber si es masa o no. Masa es todo aquel que no se valora a sí mismo- en bien o en mal- por razones especiales, sino que se siente “como todo el mundo”, y, sin embargo, no se angustia, se siente a salvo al saberse idéntico a los demás.

Por otra parte, cuando Ortega habla de minorías, se refiere a aquel que se exige más que los demás, aunque no logre cumplir en su persona esas exigencias superiores. Por tanto, la división de la sociedad en hombres-masa y minorías excelentes no es una división en clases sociales, sino en clases de hombres.

El hombre integrante de la masa se cree que con lo que sabe ya tiene más que suficiente y no tiene la más mínima curiosidad por saber más. El hombre-masa es el hombre cuya vida carece de proyectos y va a la deriva. Por eso no construye nada, aunque sus posibilidades, sus poderes, sean enormes. Según Ortega:
La vida humana, por su naturaleza propia, tiene que estar puesta a algo, a una empresa gloriosa o humilde, a un destino ilustre o que carece de importancia.

El hombre-masa tiene varios rasgos: libre expansión de sus deseos vitales y una radical ingratitud hacia cuanto ha hecho posible la facilidad de su existencia. Es decir, sólo le preocupa su bienestar y al mismo tiempo es insolidario con las causas de ese bienestar. Uno y otro rasgo componen la psicología del niño mimado. El hombre-masa es el niño mimado de la historia.

El hombre-masa es incapaz de otro esfuerzo que el estrictamente impuesto como reacción a una necesidad externa. El centro del régimen vital del hombre-masa consiste en la aspiración a vivir sin supeditarse a moral alguna.

link del libro: http://www.4shared.com/file/nMBDO54z/35054.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en OrtegayGasset. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s