Hoy me levanto con lluvia, pero esta noche me acuesto con el sol.

_EMV37352.JPG

Sale de nuevo el sol por el horizonte, un nuevo sol, porque ilumina un gran cambio en la vida. Un cambio radical del tipo: “hoy me levanto con lluvia, pero esta noche me acuesto con el sol”.

No pretendo que las cosas estén claras para los demás, cuando no lo están las propias, en ambos.

Cuando todo está claro no es necesario descifrarse, o descubrirse, o adivinarse mutuamente. La mirada basta para trazar una ruta que atraviese el destino.

Cuando una pizca de duda consigue amargar o empalagar el dulce, todo son palos de ciego, gritos en el desierto.

La duda entra por la ventana y, como el viento, sopla la vela donde tilita la luz. Protegerla en una casa abierta de par en par es una utopía, pero te fortalece y te pone en disposición de enfrentarte al fracaso.

Fracasar, para la guerra, no es fracasar, es una nueva oportunidad para ponerse al servicio de la paz.

 

_EMV2468

Esta entrada fue publicada en Alas, Interiores, mis fotos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s