Decide tú.

_EMV3046.JPG

Uno va por la vida paso a paso, caminando, distraído algunas veces, paseando simplemente otras, unas soñando despierto y , a veces,  solo despierto.

Solo despiertos vemos el cielo, el ave en la copa, el insecto en la flor y el corazón de las personas.

A lo lejos todo parece tranquilo, calmado, equilibrado. El microscopio se sonríe de la ingenuidad. Un universo entero no puede pasarle desapercibido.

En un universo cabe todo, más que en mi mochila, más que en tu trastero, incluso más que en nuestro cielo. Por eso nos perdemos en ellos, porque son inmensos, porque yacen inexplorados.

Todo lo inexplorado pide a gritos ser conquistado, pero un perro rabioso parece que ronda la puerta de entrada. Perro miedo que para, que frena esa aventura dulce y la amarga.

Pero hay que entrar o no entrar, aquí no vale pararse ante la puerta. Si no vas a entrar es mejor que te marches, que te alejes, o el perro te morderá. El perro solo deja pasar a los valientes, a esos que no se arrepienten porque jamás se mienten, a esos que no van a favor ni a contra corriente, a los que permanecen firmes en el fino alambre de la incertidumbre y la inexorabilidad.

Y recuerda que todo entrar es también un salir, a la libertad, del redil…, en fin, decide tú.

 

Esta entrada fue publicada en Alas, Interiores, mis fotos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s